Facilita el proceso de pago

Para que la Administración pueda funcionar con eficacia es importante implantar un sistema que funcione bien y sea fácil de utilizar para los ciudadanos y las empresas que pagan impuestos, aranceles, cuotas y multas. Al aceptar los pagos electrónicos, la Administración facilita que las personas paguen y a la vez obtiene las siguientes ventajas: 

  • Cobro más rápido a un coste menor
  • Racionalización de la gestión de cobros
  • Mejora del cumplimiento

Aumento del número de usuarios. Oferta de un mejor servicio

El pago sin contacto mejora la circulación

Simplifica el pago de los impuestos y cuotas

Ofrece una forma de pago cómoda para los ciudadanos