Sin crédito. Sin cuenta bancaria. Sin problemas.

Para que cada día sea más sencillo y más seguro

Utiliza la tarjeta prepago Mastercard de uso diario para todas las cosas que pagas con efectivo. Tanto si quieres comprar como pagar facturas o gestionar tus gastos de modo más eficaz, las tarjetas prepago son una forma más sencilla, efectiva y rápida de utilizar y gestionar su dinero.

Fácil de obtener, fácil de usar 

Para obtener una tarjeta prepago Mastercard de uso diario no hace falta verificación de crédito ni una cuenta bancaria. Puedes dejar tu dinero en casa y disfrutar de algunas de las ventajas de una cuenta bancaria sin tener una.

Más cómodo que el efectivo

Tu tarjeta prepago Mastercard se acepta en todas partes donde se acepta Mastercard e incluso puedes hacer que te abonen la nómina directamente en tu tarjeta registrada.

Más seguro que el efectivo*

Si registras tu tarjeta prepago Mastercard de uso diario, Zero Liability te protege contra compras no autorizadas en caso de pérdida o robo de la tarjeta. No se puede decir lo mismo del dinero.

Administra fácilmente tus finanzas

Se acabó hacer cola para los giros bancarios. Utiliza tu tarjeta prepago Mastercard para pagar facturas y administrar tus gastos.

 

Cómo funciona

  1. Obtención de la tarjeta: Compra una tarjeta en Internet o en una tienda participante.
  2. Activación y registro: Llama al número de teléfono indicado en el embalaje de la tarjeta para activarla. Deberás facilitar tus datos personales, incluyendo un número de identidad emitido por el Gobierno.
  3. Carga: Pon dinero en tu tarjeta en el momento de comprarla en la tienda o a través de Internet. También puedes ingresar tu nómina directamente en la tarjeta para cargarla de esa manera.
  4. Uso: Puedes comprar en cualquier parte donde se acepten tarjetas de débito Mastercard.
  5. Recarga: Siempre que te quedes sin dinero, podrás recargar tu tarjeta del mismo modo que en la carga inicial.

Los términos y condiciones de tu tarjeta pueden variar según la entidad emisora. Para más información, consulta con la entidad financiera emisora de la tarjeta.

*Es obligatorio registrar la tarjeta. Se aplican determinadas excepciones. Click here para conocer los términos y condiciones.

†Los requisitos pueden variar. Para más información, consulta el embalaje de la tarjeta o consulta con la entidad emisora.